AFIN | Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional

NOTICIAS

ACTIVIDADES Y EVENTOS

Noticias | 24 Enero 2017
“Que el interés político no seleccione los proyectos”. Entrevista a Gonzalo Prialé, presidente de AFIN

Gonzalo Prialé Zevallos, presidente de la AFIN, cuenta que su gremio desafilió a Odebrecht y rechaza generalizaciones sobre las APP.

El presidente de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), Gonzalo Prialé, me ahorra una pregunta. Antes de empezar la entrevista, me cuenta que el 7 de diciembre Odebrecht fue desafiliada del gremio en aplicación de su código de ética. Ahora sí, al tema que nos preocupa.

Ustedes claman, comprensiblemente, que el Estado invierta en cerrar brechas de infraestructura, ¡pero qué tales sobrecostos de la corrupción!

La corrupción está en las personas que la practican y hacen tanto daño a la moral de los peruanos. Las obras no son corruptas, las APP (asociaciones público-privadas) no son corruptas, las corruptas son las personas. Ahora, en los procesos de APP hay ciertos factores que pueden dar campo a la corrupción, por ejemplo, las adendas. Pero no lleguemos al extremo de decir que la corrupción es igual a la diferencia del precio del contrato y el precio final. Eso es imposible de probar porque hay adendas que son necesarias.

La corrupción se ha apropiado de las adendas como un mecanismo perverso, ¿cómo evitarlas?

Mejor selección y priorización de proyectos, estudios más profundos para que la ingeniería de detalles no se desvíe. Ahora, hay corrupción independientemente de la forma en que se ejecuten las obras, es un mal endémico y hay miles de obras públicas que no están en el foco de atención. El foco está hoy en las APP. Pero lo peor que podría sucederle al país es que caigamos en parálisis ante esta ola de investigaciones.

Cierta parálisis será inevitable al corregir los mecanismos perversos.

Ninguna parálisis es conveniente. Lo peor que puede pasar es despertar un día y decir ‘acá nada funciona’. Nuestra inseguridad colectiva es tan grande.

¿No se puede minimizar el número de adendas con cobertura de seguros?

Sí, pero son específicos para determinados riesgos. El Estado debiera tomar el seguro y cobrar la prima al concesionario. Por ejemplo, riesgo arqueológico, y no habría adendas sobre eso. En las innovaciones del Ejecutivo, dicen que se crearán instrumentos para asegurar riesgos.

Todo esto tiene que ver con planificar los proyectos que realmente se requieren.

Hay que evitar que el interés político seleccione los proyectos. Hay que atender de forma racional las necesidades de los peruanos. Presentamos un plan de infraestructura. Proyectos que no estén a merced del caldo de cultivo de posible corrupción. Otra causa frecuente de adendas es la bancabilidad, deben eliminarse trabas que los bancos piden para financiar obras.

¡Si los grandes empresarios reclaman a los bancos!

Pero no es falta de aporte del sistema financiero, sino falta de detalles en el contrato. Otra cantidad de adendas resulta de la demora en expropiaciones de terrenos. Eso puede demorar años.

¿Cuál es la receta de AFIN al respecto?

Probablemente, el 70% de propiedades en el Perú están mal registradas o no registradas. Necesitamos una revolución en los registros. ¿Qué se puede hacer? Comenzar a hacer las compras o expropiaciones antes del concurso, porque si conoces el trazo, en caso de una carretera, sabes los terrenos que hay que intervenir. Eso ya está previsto en una norma reciente. Pero no se trata de terminar con el sistema y al final del día el país va a quedar paralizado y vamos a seguir siendo un país pobre como de costumbre.

Los corruptos son tantos y de tanta influencia que han introducido sus mecanismos perversos.

Han introducido o se han aprovechado de ellos. Hay 103 proyectos de APP que han estado ejecutándose y los casos que han aparecido no se pueden generalizar.

Volvamos a la importancia de planificar. ¿El Estado debe tomar proyectos que vengan de la nada, como la Interoceánica sur?

Las iniciativas privadas pueden funcionar bien, siempre y cuando estén acotadas a cubrir brechas, a los planes de la región o del país.

Otro mecanismo de uso perverso es el arbitraje.

Es otra herramienta valiosa, el problema es cómo se usa. Hay que controlarlos, pero no prohibirlos. Tenemos potenciales responsables en funcionarios y empresas que han podido caer en esto. Y en políticos.

Los políticos suelen ser los receptores del odio. Por esta vez, pongamos la mirada en funcionarios.

Detrás de los funcionarios hay un partido que ganó las elecciones. Hay que recordarlo.

Y los técnicos sobreviven al partido de turno en el gobierno.

La mayoría es honesta y a los corruptos hay que identificarlos e ir hacia arriba. Lo peor que puede pasar es la impunidad.

AFIN ya decidió sobre Odebrecht, ¿están preparados para más casos?

La comisión de ética está en permanente alerta y conforme esto evolucione tendremos que seguir aplicando el código. Estaba OAS con Línea Amarilla, pero vendió su participación a Vinci.

Por cierto, se venden activos y quedamos en peor situación para resarcirnos de un eventual daño.

Están empezando a aplicarse estas medidas. En la mayor parte del mundo, en estas situaciones ocurre poca ruptura de contratos porque romperlos cuesta mucho. Lo que no se puede hacer es, simplemente, intervenir sin el proceso debido, porque eso queda viciado. El Poder Judicial tiene que decidir las medidas cautelares necesarias.

Ante la magnitud de esta crisis de corrupción, ¿qué mecanismos de autorregulación puede mostrar a la ciudadanía un ente como AFIN?

Tenemos un código de conducta que aplicamos, las empresas deben implementar sistemas de autovigilancia. En cuanto a las causas de corrupción en los contratos de construcción de infraestructura, presentamos un estudio para trabajar como se hace en Canadá: concursan las APP con estudios definitivos de ingeniería, con todos los permisos listos y las expropiaciones hechas. ¿Qué campo hay para la corrupción después de eso? Mínimo. Si la obra empieza después que se consigue el permiso más lento, hay mucho tiempo y espacio para la corrupción.

 

Fuente: Diario El Comercio (http://bit.ly/2jNtDEq)      


Americatel AMP Terminals Autopista del Norte Claro CoviSur DirecTV DP World Ferrocarril Transandino Gilat H2Olmos Level (3) THINK AHEAD Lima Airport Partners Línea Amarilla Entel Norvial Repsol Rutas de Lima Salog Statkraft Survial Telefónica Tisur Villa Maria del Triunfo Salud SAC Estudio Grau Sacyr Obrainsa Kallpa Cosapi BITEL Linea 2 Metro de Lima Covinca Deviandes Engie Ergon Perù Ferrovial Hydrika Infoductos y Telecomunicaciones Survial Terminal Paracas Estudio Osterling COFIDE Telxius Torres